miércoles, 17 de abril de 2013

Los sabios idiotas

Llegar a la estación
y verte saltar desde el mismo andén.
Noches más largas que
la muralla china
y más duras también.
Entrar y salir de Nazaret
a toda hostia en un Seat León.
Ir bordeando el mar...
Tú ibas cantando aquella canción...
pero en aquel sol eran tantas las cosas
que nos unían
en aquellos días...

Sentarnos a esperar
en una acera
a que vuelva Julián
y un policía que
se cree Sonny Crocket
el muy subnormal.
Una nube en torno a ti
pero esa "carina" tan llena de paz.
Un lugar que me selló
en el que hacen la mejor fideuà
de todo el país.
Tantas eran las cosas
que nos unían
en aquellos días...

Y ahora tener que comprender
que el tiempo tiende
a corroer
todo lo que toca
y que hay que elegir
entre el final o el "después de."
Y veo tantos planes que
nos quedaron por realizar
que hoy juro
que no voy a hacer
nuevos proyectos
no, ni uno sólo más.
Pero hay una luz
y es que eran tantas las cosas
que nos unían
en aquellos días...

Y tantas que nos llevaron
por separado
hacia estos otros días... 


Los sabios idiotas (Nacho Vegas)